Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Cuarta ola de Covid-19: nueva suba de casos, suba en la demanda de autotest y vacunas que se vencen
La inmunidad de la vacuna de Pfizer se “desvanece rápidamente” ante Ómicron
0
HACE 7 AñOS

Además de los medicamentos, el entorno familiar es clave en el tratamiento del mal de Parkinson

#Ventailegal

BUENOS AIRES, abril 16: Lo afirman especialistas argentinos, que ponderaron que no sólo con nuevos fármacos se logra una mejora en la calidad de vida de los pacientes. También recomiendan la actividad física, incluyendo el baile o ejercicios de meditación. “El Parkinson no es sólo tomar una pastilla”, agregan.

S
e estima que en el mundo, una de cada mil personas padece el mal de Parkinson, la enfermedad neurodegenerativa más frecuentes. Sin una cura definitiva, existen desde hace unos años una serie de medicamentos que logran frenar la enfermedad, y mejoran la calidad de vida del paciente. Pero especialistas argentinos advierten que con eso sólo no alcanza. La integración familiar y social es clave en el éxito del tratamiento, aseguran, y piden un complemento entre los avances de la ciencia y la contención familiar. La actividad física es otro complemento importante para potenciar los tratamientos.
En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Enfermedad de Parkinson, el Programa de Parkinson del hospital de Clínicas José de San Martín realizó el martes pasado una charla abierta para pacientes y familiares, donde se destacó que además de los medicamentos, la integración familiar y social es clave para una mejor calidad de vida. “`No hay tratamiento que funcione si no se tiene en cuenta ‘la pata ineludible’ de la integración familiar y social”, dijo Lorena Tschopp, integrante de este grupo, quien encabezó el encuentro de esta semana.
La especialista recordó que “El Parkinson genera respuestas diferentes a los tratamientos, por ese motivo no hay una terapia ideal para todas las personas sino, por el contrario, habrá alguna opción que se ajuste muy bien a cada paciente, coinciden los neurólogos”. “Nuevas opciones de tratamiento y medicamentos fruto de las investigaciones sobre Parkinson en todo el mundo han incidido en la mejora de la calidad de vida de muchos pacientes, pero integración social y familiar es ineludible para el abordaje de la enfermedad”, remarcó.
"Como toda enfermedad crónica, necesita de un apoyo familiar que posibilite la integración del paciente a la actividad física, a la vida social; buscamos que no altere demasiado su cotidianeidad; todo lo contrario", afirmó por su parte Hernán Pavón, neurólogo del Hospital Alemán.
"También es frecuente la aparición de trastornos posturales en el equilibrio y la marcha, disfonía (voz susurrante), alteraciones en la escritura -trazos pequeños o micrografia- y la pérdida de la expresión facial", completó Pavón. El neurólogo aseguró que "está demostrado que la actividad física -que puede incluir gimnasia, deportes no competitivos, prácticas como el tai chi chuan o danzas, como el tango- colaboran en la evolución del paciente incluso en sus funciones cognitivas".
"La persona con Parkinson tiene que saber que va a convivir con una enfermedad prolongada que condicionará su vida cotidiana, por eso es tan importante contar con el apoyo familiar. La higiene y la alimentación son solo dos de las actividades que se afectarán por esta capacidad limitada de movimientos y que habrá que adecuar", describió Pavón.
En ese sentido, apuntó, "la posibilidad de relacionarse con los otros a través de una práctica estimulante como la danza o la actividad física deportiva o recreativa serán clave de un buen tratamiento". "El Parkinson no es sólo tomar una pastilla".
La medicación, e inclusive las intervenciones quirúrgicas, se dirigen a "resetear" la actividad neuronal afectada por la falta de dopamina. No obstante es fundamental mantener activa la estimulación, que para una persona significa su vida de relación afectiva y social, ya que además de problemas motores el Parkinson puede provocar depresión y episodios de ansiedad.
Una de cada 1.000 personas en el mundo contraen esta enfermedad neurodegenerativa cuya característica más visible está en la alteración de los movimientos: lentitud -también llamada bradicinesia-, rigidez muscular y temblor, además de otros trastornos.
Aun con los avances científicos, "no está totalmente comprobada la causa de la enfermedad. Se sabe que en un lugar del cerebro, llamado sustancia nigra, se produce una pérdida en el número de neuronas y una disminución en la producción de un neurotransmisor, llamado dopamina, que es vital en la generación y facilitación del movimiento", señaló Pavón.
Hay más neurotransmisores afectados en el Parkinson que explican otros síntomas como seborrea, depresión, alteraciones cognitivas y trastornos autonómicos (alteraciones de la presión arterial, incontinencia de esfínteres y sudoración, entre otros).
El especialista precisó que "últimamente se ha considerado la importancia de síntomas previos a la aparición de los trastornos del movimiento, denominados premotores". Esos síntomas incluyen la pérdida del olfato, la constipación, la depresión crónica y la alteración del sueño REM, una patología que abarca sueños vívidos, con pesadillas y movimientos. Aparentemente la coexistencia de estos síntomas podría predecir el desarrollo de la enfermedad en algunos pacientes.
2
HACE 8 DíAS
Farmacéuticos sin Fronteras Argentina donó en 2021 más de 160 mil medicamentos
Según el reporte anual de la entidad, el año pasado se lograron distribuir esta cantidad de tratamientos, el 70 por ciento de ellos para enfermedades crónicas, que fueron entregados en sus proyectos activos.
4
HACE 11 DíAS
Confirman una resolución que permite aplicar vacunas contra el coronavirus una vez vencidas
El Ministerio de Salud y la ANMAT permitieron en abril que lotes de la vacuna de Pfizer y AstraZeneca que ya habían expirado sean usadas. Las provincias las aplican, y explican los alcances de la decisión administrativa.
31