Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Confirman una resolución que permite aplicar vacunas contra el coronavirus una vez vencidas
Aseguran que la ley de Compre Argentino podría subir el valor de los medicamentos que dispensa PAMI
HACE 7 AñOS

Farmacity y las condiciones de trabajo de sus empleados

#Editorial

Desde hace un tiempo la cadenera viene siendo denunciada por incumplir con condiciones dignas de trabajo. Otra cara más del peligro de la propagación de su estilo de atención. El ejemplo de lucha de los delegados de la sucursal Once y el peligro de pauperizar las condiciones laborales.

P
ocos ejemplos en la Argentina posterior e la década del 90 muestran como la semilla del libre mercado salvaje, que pone la ganancia y el lucro por sobre todos los valores, prendió en muchos sectores. El de la cadena Farmacity es tal vez el más contundente, porque impone esta condición o premura económica por sobre la misma salud de la población, lo que la hace doblemente peligrosa. Con su intento de desembarco en Mendoza o la apertura de un local en Mar del Plata, la cadenera del grupo Pegasus avanza con sigilo sobre el modelo sanitarista que impera, por ahora, en el ámbito bonaerense.

No hablaremos de los peligros que esto conlleva en esta oportunidad, querido lector, ya hemos expresado con anterioridad, nuestra preocupación. Sólo recordaremos que, en medio de la crisis sanitaria producto de la gripe A, la cadena fue acusada de aumentar indiscriminadamente sus precios, con el único sentido del lucro y la ganancia . Pero hay un aspecto que el avance de esta idea tan anglosajona de farmacia (y su estilo drugstore) que muchas veces queda oculta: las condiciones laborales que impone a farmacéuticos y empleados. Desde hace tiempo, existen varias denuncias de pauperización de las condiciones laborales, sobre todo el Capital Federal.

Hace poco menos de un mes, en el local del barrio porteño de Once se eligió delegado, para tratar de frenar una serie de abusos que van desde el pago por fuera del convenio de la Asociación De Empleados de Farmacia (ADEF) hasta el pago de horas extras. La lucha de los empleados es una señal de alerta para el resto, y una forma de ver cómo entienden en la cadenera las relaciones laborales.

En un blog creado para difundir los reclamos (http://farmacity-en-lucha.blogspot.com/), Juan Pablo Juárez repasa los pedidos: “Respetar estrictamente la jornada laboral de 45 horas semanales, debiendo abonar las restantes horas al 50 o 100 por ciento según correspondan, abonar a todos los empleados los feriados nacionales y los establecidos por la ley, abonar a todos los empleados de la empresa las horas nocturnas que realizare, durante el horario de 21. hasta las 6 horas del día siguiente”. Estos, son algunos de los abusos que vienen sufriendo los empleados. Además, piden carteleras sindicales, detalle de las remuneraciones e items “a cuenta de futuros aumentos”, y un fondo compensador por fallo de caja, entre otros pedidos.

Juárez, recientemente elegido por ADEF, explica en el blog que la creación de una comisión interna y la elección de delegados responde a la idea de “terminar con más de 10 años de políticas hegemónicas empresariales en contra de los trabajadores de Farmacity”. Una vez electo, escribió que “Dejamos en claro que todos nuestros esfuerzos estarán direccionados en este sentido y esperamos que esto sea un claro ejemplo a imitar en las restantes sucursales de la compañía, para la cual pondremos nuestra capacidad y dedicación para que así sea”.

Si algo deja claro esta lucha de los empleados, es que existen sobradas pruebas de que la llegada de Farmacity traerá muchos problemas al sector. Las malas condiciones laborales repercutirán en condiciones de atención deficitarias, alimentando el círculo vicioso donde el sistema sanitario se deteriora cada vez más, y la atención sanitaria es una mera ilusión.

Los conflictos entre los empleados y la cadena se remontan a 2007, cuando un grupo resistió los despidos que se realizaron en la sucursal Almagro. En aquella oportunidad, hubo denuncias de agresiones y una marcha de apoyo a los empleados, que contó con la participación entre otras agrupaciones de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA). No es casual que estudiantes se pongan al frente del reclamo, ya que la empresa emplea a muchos jóvenes por debajo del convenio colectivo de trabajo.

En aquella oportunidad, los empleados afirmaron que farmacity “no paga las horas extras, la nocturnidad e incluso hace trabajar de 12 a 15 horas, incluidos los domingos”.

Cuando todavía se está definiendo el desembarco de la cadenera a la provincia de Mendoza (la ley local prohíbe su instalación, pero el lobby económico y las presiones contra el sector independiente mantienen la situación indefinida) y su llegada a Buenos Aires (en Mar del Plata, a través del sistema de franquicias, adquirió un local ubicado en la esquina de Hipólito Irigoyen y Alberti, que promedia los 200 metros cuadrados, sorteando las restricciones impuestas por la ley 10.606), es bueno recorrer y recodar estos ejemplos, para saber los problemas que traerá destruir la red de farmacias independientes de la Argentina.

Una frase puede sintetizar el sentimiento de estas líneas: “una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad”. La frase, dicha por Charles Montesquieu es un llamado de advertencia para que prestemos atención. Sino, un día despertaremos y la injusticia, convertida en costumbre, estará sobre nosotros.

Néstor Caprov
3007
HACE 16 DíAS
En varias provincias las farmacias tienen problemas con el suministro de vacunas Covid-19 y antigripales
En plena vacunación, hay retraso en la entrega de las dosis tanto para combatir el coronavirus como las de la gripe. En Córdoba llegan menos dosis de la campaña contra el coronavirus, lo mismo que pasa en San Juan con las antigripales.
36
HACE 16 DíAS
En silencio, los casos de coronavirus crecieron por segunda semana consecutiva y generan preocupación
Los datos oficiales muestran que desde mediados de abril los contagios comenzaron a crecer, en especial en la zona del AMBA. Los especialistas alertan esta situación, y piden que se profundice la vacunación, en especial terceras y cuartas dosis.
41