Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Confirman una resolución que permite aplicar vacunas contra el coronavirus una vez vencidas
Aseguran que la ley de Compre Argentino podría subir el valor de los medicamentos que dispensa PAMI
0
HACE 7 AñOS

Peligro de desabastecimiento de medicamentos a los pacientes. Paro con piquetes en las droguerías. Farmacias sin remedios.

#Editorial

"Yo no quiero explotación ni extorsión. Quiero vivir en una situación más racional ”. Expresó la presidenta de todos los argentinos en José C Paz. La negociación entre las droguerías y sus empleados encendió la alarma en las farmacias, que deben afrontar un año complicado desde lo económico. La advertencia presidencial sobre extralimitar los reclamos salariales.

<
b>“Siempre me van a tener del lado de los trabajadores, pero no podemos ser rehenes de gremios que terminan desprestigiando al movimiento sindical. Los gremios deben actuar con responsabilidad y madurez, sobre todo a aquellos que comparten el modelo”. Con esas palabras, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner puso en el tapete una paradoja que viene sacudiendo al actual sistema económico: los cada vez más estrechos márgenes de negociación a la hora de lograr aumentos salariales. Es que muchas actividades están “al límite” en materia de rentabilidad, y esta actitud que marcó la jefa de Estado amenaza a la viabilidad del propio sistema.

Estos dichos se dieron en medio de la disputa redistributiva, a la cual adherimos, porque nos parece que está bien que se reconstituyan salarios, muchos años postergados por una economía de mercado a “quemarropa” que destruyó gran parte del aparato productivo nacional. Pero cabe recordarle al lector desprevenido que, desde enero del 2007 a la fecha, mientras los salarios del sector salud (Ejem: Droguerías) para la mínima categoría se elevó en un 93%, en el mismo período, los precios de los medicamentos crecieron solo un 34%. Este desnivel lo tuvo que absorber el sector para poder subsistir. Para poder tener las puertas abiertas a lomo de un déficit cada vez más insostenible.

Pongamos números concretos: El precio promedio de los medicamentos en el 2001 antes de la convertivilidad era de $ 9.80 y los salarios de $ 413. En el 2011 el precio promedio de los medicamentos es $ 37 mientras que los salarios estan en este año 2011 en pesos 3208. Antes de la convertibilidad, insitimos, el precio del dolar era de 1 peso y hoy 4.13 pesos.

Ahora se ve más claramente lo que queremos decir. Mientras en casi una década los remedios aumentaron un 400%, los salarios se recompusieron en casi un 800%. Sí querido lector, así como los medicamentos y todos lo bienes están regulados a precio dolar los salarios ganaron francamente a esta carrera. El precio de los medicamentos actuales no alcanzan o mejor, no pueden solventar la viabilidad de la red de farmacias ni de la de droguerías frente a esta escalada de lucha salarial.

¿Y por qué ahora se potencia esto? Primero, porque los precios de los medicamentos los ponen el gobierno -a través de su Secretaría de Comercio Interior -y los laboratorios, en un mega acuerdo. Segundo, porque el aumento exponencial de los costos por inflación lleva un desfasaje de un 5 % acumulado contra el precio de los remedios por todo el 2010. Si a esto le sumamos que los empleados de farmacias ya lograron una suba promedio del 30 por ciento anual, y el precio de los fármacos subirán tan sólo un 14 por ciento, según la autorización del Secretario Moreno, tendremos un 2011 con una nueva brecha entre costos y rentabilidad de un 16% negativo que se sumará a la cuenta del déficit creciente.

Si a todo lo anterior se le agrega el hecho de que a las farmacias no se le han disminuido las bonificaciones (alrededor de un 20%) que deben pagar para poder atender al PAMI, al sistema de obras sociales y a las empresas de medicina prepaga, una especie de extorsión que abonan las boticas por el derecho a atender a los pacientes de la seguridad social. Siendo la Industria del medicamento la que ha guardado y tirado la llave a esta salida. El horizonte de la farmacia luce por lo menos tenebroso.

Es que este es uno de los grandes temas cuando uno se para a hablar de la viabilidad de la farmacia tradicional: no se puede pagar sueldos si no se alcanza un nivel de márgenes adecuado. En definitiva, no hay farmacia si no hay negocio. Así de claro.

El panorama en este tema viene complicando al sector desde hace unos años largos. De la disputa con la prepagas apenas quedó un porcentaje ínfimo de rebaja en las bonificaciones, tampoco sucedió con las obras sociales. La facturación se mantiene cuanto menos estancada. Tiene un techo establecido. No hay un aumento sustancial del volumen de medicamentos dispensados en las farmacias. Una realidad concreta que -ya lo hemos dicho muchas veces -amenaza la rentabilidad del sector. Como si esto fuera poco, el gremio de empleados de sanidad comenzó su proceso de paritarias con las droguerías, una puja distributiva que puede terminar de sacar de cause a un sector cada vez más castigado.

La realidad indica que el margen de rentabilidad de una farmacia puede ir de los dos a los cuatro puntos. Cinco siendo muy optimista. Este margen apenas alcanza el 1,5 en las droguerías. La discusión salarial que se está iniciando entre FATSA y los empresarios de este sector comenzó con todo. Un pedido de aumento superior al 40 por ciento con un reclamo sindical adicional para que se reduzca la jornada laboral (que sería llevada a cuatro horas menos de trabajo, incluyendo una hora adicional de almuerzo) hace que a los distribuidores de medicamentos le saldrá, en total, más de un 43 por ciento más mantener sus empleados. Todo un número imposible de sostener seriamente desde el lugar donde se lo mire.

Los trabajadores deben ganar bien. Estamos de acuerdo en que crezcan sus salarios y su nivel de vida, porque con trabajadores contentos la economía crece. Pero como advierte la propia Presidenta, esta reivindicación puede terminar atentando contra el propio modelo, contra su sostenimiento en el tiempo. Por eso llama la atención el gobierno sobre los reclamos. Y debe ser una luz de alerta para todos nosotros.

El paro de la distribución de medicamentos a las farmacias para este miércoles anunciado, llamado por el gremio de la sanidad se enmarca en esta contradicción de la que nos refería la misma Presidenta. Pero no sólo confronta hacia la economía del sector. Además, las droguerías tendrán un desajuste en sus servicios. El razonamiento es simple: si los distribuidores no pueden hacerse cargo de la suba salarial, y si no pueden mejorar su facturación diaria, deberán recortar gastos. Esto se traducirá en una baja en los servicios que hoy prestan o recortarán márgenes aumentando los costos de los medicamentos a los farmacéuticos y estos no podrán llevarlos al mostrador (imposibilitado por la secretaría de comercio).

Fuentes del sector le confirmaron a MIRADA PROFESIONAL que una de las medidas que se analiza es dejar de hacer dos entregas diarias de medicamentos -una a la mañana y otra a la tarde -para entregar sólo una vez al día. El resultado: mayor concentración, farmacias que cerrarán sus persianas. Pacientes sin la debida atención de medicamentos en tiempo y forma. Un caos.

“Yo no quiero explotación ni extorsión. Quiero vivir en una situación más racional”.

“Cuando veo que los sectores que mejor están y que han logrado buenos trabajos con buenos salarios, sus dirigentes nos someten a prácticas que les hacen mal a ellos mismos, y los terminan desprestigiando, y al movimiento también, que es importante mantenerlo unido y organizado en todo el país”.

De todas formas, “los sindicatos vienen de la palabra solidaridad, y de alguien que no sólo pide para sí mismo, sino que ve al conjunto de la sociedad y ve lo que le falta al otro. Pero cuando a una organización sindical le impacta sólo lo que le pasa a sus afiliados, entonces toma actitudes que terminan perjudicando al conjunto de la sociedad, deja de ser sindicato para transformarse en una corporación, y no es eso lo que yo quiero”.
explicó con énfasis la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner

El paro en la distribución de medicamentos del miércoles adelantado para el lunes a la noche terminó por poner en blanco sobre negro esta situación. El posible colapso del sistema de droguerías tiene una víctima principal: al paciente. Porque las farmacias no tendrán suficientes remedios en el stock habitual. Desde los más sencillos hasta los más complejos. Porque no estarán en la farmacias por esta situación que describimos. De profundizarse el conflicto, los mostradores vamos a perder el equilibrio de por sí delicado, más teniendo en cuenta la llegada de los grandes fríos y la imposibilidad de atender como es debido a la gente. Nos faltará nuestra principal materia prima: los medicamentos.

Por esto, llamamos la atención de usted, querido lector, sobre el círculo vicioso en el que estamos entrando, que lleva irremediablemente al colapso. Pero no será la farmacia argentina la principal perjudicada, serán los enfermos, los pacientes de PAMI y de todas las obras sociales.

Si seguimos ejerciendo presión se cae todo. Y lo que parece una pelea “saludable” entre un gremio y la patronal puede ser una avalancha de dificultades que golpee al sistema de distribución y dispensa de medicamentos tal y como lo conocemos. No tiene que ver con un punto más o un punto menos. La inviabilidad de la farmacia se alimenta de otro año donde la suba pautada en el valor de los fármacos es varios puntos por debajo de la recomposición salarial (uno de los gastos principales del sector), algo que ya sucedió el año pasado y que difícilmente pueda repetirse sin dejar un tendal de cierres de mostradores para la atención en todo el país. Y ahí perderán los trabajadores, los profesionales en relación de dependencia y toda la atención sanitaria.

Farm. Néstor Caprov
728
HACE 16 DíAS
En varias provincias las farmacias tienen problemas con el suministro de vacunas Covid-19 y antigripales
En plena vacunación, hay retraso en la entrega de las dosis tanto para combatir el coronavirus como las de la gripe. En Córdoba llegan menos dosis de la campaña contra el coronavirus, lo mismo que pasa en San Juan con las antigripales.
36
HACE 16 DíAS
En silencio, los casos de coronavirus crecieron por segunda semana consecutiva y generan preocupación
Los datos oficiales muestran que desde mediados de abril los contagios comenzaron a crecer, en especial en la zona del AMBA. Los especialistas alertan esta situación, y piden que se profundice la vacunación, en especial terceras y cuartas dosis.
41