Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Nuevo uso para el cannabis medicinal: permite regenerar tejidos
Insisten en volver a medidas preventivas para frenar los casos de Covid-19
Archivo

Farmacoresistencia: de la falta de control a la falta de educación sanitaria

#Editorial

El consumo masivo de antibióticos y otros medicamentos, influenciado por la avanzada publicitaria, sucumbe ante la falta de un plan de educación sanitario en serio en nuestro país. Cuál debería ser el rol de la farmacia en este futuro sistema que garantizará salud para todos.

No hay mejor defensa que un buen ataque” pensamiento inmortalizado por el Gran Maestro ruso Alexander Alekhine ex campeón mundial de ajedrez allá por 1927 en la ciudad de Buenos Aires. Así puede resumirse la estrategia de la industria farmacéutica de venta libre (OTC) o de “venta liberalizada” en los últimos días, cuando acosada por las medidas que encaminan al país a un sistema sanitario de dispensa de medicamentos con la farmacia como único canal exclusivo, reducidas sus chances de proliferar las bocas de expendio, decidió salir a la palestra a través de sus medios afines con el tema de la fármaco resistencia, y el rol de los farmacéuticos que venden antibióticos sin receta.
Primero, debemos admitir que el problema existe, que la problemática es de orden mundial y que hay colegas que incumplen la ley, y dispensan antibióticos sin la receta correspondiente del médico. Cuántos son, o que impacto tienen en el universo de las farmacias, es relativo, y no se puede acusar a todos los mostradores de las boticas de no cumplir las normas vigentes. TODOS y NINGUNO son colectivos que no existen, menos en un universo de 12 mil integrantes. “La victoria y la derrota son dos grande impostores”, solía decir Jorge Luis Borges, citando a Rudyard Kipling. Incluso en países donde la venta es muy restringida para estas medicaciones; los casos de aumento en la resistencia a antibióticos, se da de forma progresiva y hasta exponencial.
Esta claro que donde se detecte una infracción a la ley, el Estado debe cumplir su rol de fiscalizador y aplicar las sanciones que corresponda. Como en todo Estado de derecho, aunque siempre es complejo cuando el sistema sanitario está acostumbrado a actuar sobre las consecuencias y no sobre las causas. Porque pese al ejemplo de los grandes sanitaristas de la historia -hablamos de Ramón Carrillo, Arturo Oñativia, pero también de Aldo Neri y muchos más -estamos acostumbrados a actuar cuando la gente llega al hospital, y no antes. A pedir más recursos -materiales y humanos -para intervenir cuando el problema se manifiesta, pero no antes, cuando se gesta.
En este sentido, el concepto de “salud para todos”, basado en una mirada inclusiva, debe tener en claro que la farmacia independiente es parte de un sistema que se acerca a esta idea. La articulación de un sector privado de la salud pública (farmacias) con el Estado y el sector de la atención primaria.
Ser parte de la solución y no del problema. En especial aquellos colegas egresados de universidades públicas, que deben entender que su rol es generar resortes de salud, y su lugar de ejercicio en la farmacia debe ser una posta sanitaria, y no un expendio “al paso” de medicamentos y perfumería.
Esto puede controlarse con la fiscalización del Estado. Con las leyes en definitiva. Lo que queda al margen de ese control es la costumbre argentina de recurrir rápidamente a los medicamentos. Después de Francia, somos el segundo país del mundo que ante cualquier patología -desde la más leve a la más grave -enseguida recurrimos a una solución farmacológica. Esto es propio de nuestra idiosincrasia, alimentada por una publicidad descontrolada que apela a la necesidad de “rendir más” para empujar a las personas a un estado de situación
A simple vista, el problema parece sencillo. Los kioscos violan cuanta ley hay y siguen vendiendo medicamentos. Algunos farmacéuticos que no entienden el mensaje más importante de su formación académica, no reclaman la receta correspondiente y venden antibióticos a cualquiera o en cualquier caso. O simplemente los intereses económicos a los que nunca se pueden soslayar, y que hacen de los profesionales de la salud, simples indicadores de soluciones mágicas y “alivianadotas” complotan con un mercado ideado para que se confunda chocolates, golosinas, pilas, electrodomésticos y juguetes con herramientas farmacológicas para la solución de patologías concretas, previo diagnóstico. Esta claro.
Podríamos enumerar “vicios” y “contradicciones” que tienen también algunos médicos cuando recetan sin ver al paciente y les renuevan la prescripción vía secretaria/ recepcionista. Pero en el fondo, cuando se pela la cebolla. Nos topamos con el núcleo de la problemática: El tema cultural. El ya citado sentido común en la anterior Editorial. El argentino y su relación con las soluciones fáciles. Con la influencia a “quemarropa de la publicidad de cualquier medicamento para cualquier asunto”. Nos encontramos siempre en la misma esquina, en la misma cuadra; en la vereda donde se reparten parches para gusto del usuario, para un consumidor cansado de un sistema que le exige una espera de 45 días a 3 meses para un turno de un médico, de horas largas en la fila de un hospital.
Por eso decimos siempre que la mejor campaña de salud es una campaña de educación para la salud. Sin chivos expiatorios, sin culpables clásicos inventados en agencias de prensa que escriben con una levedad exasperante. En definitiva, una mejor educación para la salud, combinada con una simplificación en el sistema de atención primaria. Usando a la cadena de farmacias privadas de la salud pública para que sirvan como postas sanitarias, que actúen los farmacéuticos bien remunerados para esa contraprestación, y así ayudar más y mejor a una salud para todos.
Si entendemos que la fármaco resistencia es sólo un problema de profesionales que dispensan sin control es ver en “chiquitito”. Es enfocar capciosamente la cuestión. Es a los efectos de sentirnos los farmacéuticos injuriados por una industria de OTC que promueve la venta liberalizada e histérica y que ha perdido una instancia judicial que le ordena que venda medicamentos solo a las farmacias y que se dejen de joder con la salud ofrecida en el escaparate de un kiosco o en un almacén de paso. Si nos quedamos en lo coyuntural, nunca podremos llegar a la solución. Si le apuntamos a don Arturo el farmacéutico que hace décadas que conocemos y que pueden estar equivocado a veces, sin entender que muchas veces el “mostrador de Don Arturo” es la última frontera entre el paciente y el mercado ilegal, nos quedamos a mitad de camino, y no vamos a fondo con una respuesta sanitaria concreta.
Hablamos de un problema, y como respuesta, un programa educativo, una respuesta acorde a la magnitud del la cuestión. La publicidad de medicamentos en la Argentina es escandalosa, y más allá de algún modesto intento de limitarla sigue sin control. Si no combatimos ese foco y nos quedamos con la mirada “de inspectores celosos”, seguimos sin entender de qué se trata. Lo más importante es que el paciente entienda que la cadena vital de seguridad en la salud comienza en la consulta médica, después quizá y a consideración de un buen diagnóstico, pasa por la industria del medicamento, la droguería y termina irreductiblemente en la farmacia. Una cadena que comete errores, pero que en líneas generales garantiza la calidad de atención. Una cadena segura que sostiene a este y cualquier sistema sanitario. Lo que estamos pretendiendo es ni más ni menos, un comando único sanitario en la Argentina, que centralice y que entienda que sin educación, cualquier sistema de salud esta condenado al fracaso.
Y para cada acto individual, como profesionales de la salud, retomar el círculo virtuoso que no es más que hacer, casi con pocos testigos, lo que seríamos capaces de hacer delante de todo el mundo.
Farm. Néstor Caprov
2
Hace 4 días
Nuevo uso para el cannabis medicinal: permite regenerar tejidos
Científicos argentinos desarrollaron una biotinta que se usa en impresiones 3D que puede ser utilizada en la regeneración de tejidos o restauración de órganos dañado, una novedad a nivel mundial.
20
Hace 7 días
Insisten en volver a medidas preventivas para frenar los casos de Covid-19
Especialistas y funcionarios aseguran que usar barbijo en lugares cerrados, ventilar los ambientes y otras cuestiones encillas sirven para detener la suba de contagios. Además, piden seguir vacunando. El Ministerio de Salud descartó restricciones.
3
Hace 10 días
Se termina la gestión de Isabel Reinoso frente a la COFA, marcada por la lucha contra Farmacity
esta semana deja la presidencia de la Confederación Farmacéutica Argentina, donde se dio la titánica lucha contra la instalación ilegal de la cadenera en suelo bonaerense. Se estrenará un documental que recoge esta lucha, una verdadera batalla entre “David versus Goliat”.
8