Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Confirman una resolución que permite aplicar vacunas contra el coronavirus una vez vencidas
Aseguran que la ley de Compre Argentino podría subir el valor de los medicamentos que dispensa PAMI
0
HACE 7 AñOS

Resistencia a los antibióticos: apareció una nueva “superbacteria” y crece la amenaza de las enfermedades sin cura

#Editorial

BUENOS AIRES: Se trata de una cepa de la gonorrea, la enfermedad de trasmisión sexual. Fue descubierta en Japón, y en una década se propagará por todo el planeta. La necesidad de fomentar el uso racional de los medicamentos.

L
a resistencia a los antibióticos genera preocupación en todo el mundo, al punto que en el horizonte cercano aparece como la principal amenaza sanitaria a gran escala. El miedo a la aparición de enfermedades sin cura es cada vez más cercana, lo que obliga a medidas urgentes. Luego del brote de E.Coli producido en Alemania a partir de una cepa multiresistente a los medicamentos -brote que dejó más de 17 muertos -el mundo se enfrenta a una nuevo peligro: la aparición de una “superbacteria” de la gonorrea, que resiste todos los tratamientos conocidos.

El preocupante hallazgo se produjo en Japón. Según informó en su edición de ayer el diario español El Mundo, científicos hallaron en Japón una cepa de una “superbacteria” de la gonorrea que es resistente a todos los antibióticos recomendados y que podría transformar la infección que suele ser fácilmente tratable en una amenaza para la salud pública mundial.

Magnus Unemo, del Laboratorio Sueco de Referencia para la Neisseria Patogénica -la bacteria que causa la infección- y artífice del hallazgo, declara que este descubrimiento es "alarmante" pero también era "predecible", ya que "desde que los antibióticos (en concreto la familia de las cefalosporinas) se convirtieron en la terapia estándar para la gonorrea en la década de los 40, la bacteria ha mostrado una gran capacidad para desarrollar mecanismos que resisten la acción de los fármacos", explica.

La nueva variante de la enfermedad de transmisión sexual -denominada H041- no puede eliminarse con ningún tratamiento actualmente aconsejado para combatir la condición, lo que lleva a los médicos a tener que probar medicinas no evaluadas hasta el momento.

El experto, que presentará los detalles del hallazgo en una conferencia de la Sociedad Internacional para la Investigación de las Enfermedades de Transmisión Sexual en Quebec, Canadá, dijo que el hecho de que la cepa se encontrara por primera vez en Japón también indicaba un patrón alarmante. "Japón ha sido históricamente el lugar de primera aparición y posterior expansión global de diferentes tipos de resistencia en la gonorrea", señaló Unemo.

El análisis de la cepa que realizó el equipo reveló que es extremadamente resistente a todos los antibióticos de la clase cefalosporina, los últimos medicamentos efectivos que quedan para tratar la gonorrea. Si no se trata esta infección bacteriana de transmisión sexual puede causar enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico e infertilidad en las mujeres. Es una de las ETS más comunes en el mundo y es la más prevalente en el sur y sudeste de Asia y en Africa subsahariana.

Sólo en Estados Unidos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), la cantidad de casos de gonorrea ronda los 700.000 al año. Por su parte, científicos británicos informaron el año pasado que existía un riesgo concreto de que la gonorrea se convierta en una superbacteria, es decir una que muta y se vuelve resistente a muchas clases de antibióticos, luego de que surgieran cada vez más casos de la enfermedad resistente a fármacos en Australia, Hong Kong y otras partes de Asia.

El problema de la resistencia a los antibióticos deriva del abuso de la medicación, y su uso incorrecto. En la Argentina, este fenómeno no deja de preocupar. En una resiente entrevista al diario Página/12, Alcides Troncoso –profesor titular de microbiología en la UBA y miembro del comité de infecciones intrahospitalarias del Hospital Muñiz– enumeró “usos incorrectos” de los antibióticos: “ante todo, el antibiótico se usa como sedante, tanto para el médico como para la familia del paciente: ‘Yo me quedaría más tranquila, doctor, si le diera un antibiótico al nene’. Y, para el médico, hacer una receta toma menos de un minuto, mientras que explicar por qué ese antibiótico no hace falta llevaría mucho más tiempo”. ¿Y por qué no tiene tiempo el médico?: “Especialmente en clínicas privadas se controla cuánto está el médico con cada paciente y, si tarda ‘demasiado’, se le aplica una sanción”, contestó el profesor de la UBA, revelando que una de las causas ocultas del incremento en la resistencia bacteriana a los antibióticos es la sobreexplotación laboral en el ejercicio de la medicina.

Pero hay más usos incorrectos: “Se usa el antibiótico como ‘antitérmico’, simplemente porque un paciente tiene fiebre, en lugar de dar paracetamol o ibuprofeno y estudiar la causa de la temperatura”, agregó Troncoso, y dijo más: “Se lo usa para tratar infecciones virales, pero los antibióticos no curan ni el resfrío ni la gripe ni la tos. Está bien, sí, que el médico los recete para una faringitis con placas de pus, pero no para la mayoría de las infecciones respiratorias habituales. Tampoco deberían usarse indiscriminadamente para procesos de inflamación de ganglios, que en general son de origen viral”, ejemplificó.

Otra de las enfermedades que genera cepas resistentes cada vez más fuertes es la tuberculosis. Desde hace años hay preocupación por la variedad multirresistente (MDR-TB) de esta enfermedad. Según datos oficiales, junto a Sudáfrica, China y la India, Rusia ostenta el dudoso honor de encabezar la lista de países con más casos de pacientes que han dejado de responder al menos a dos de los fármacos disponibles en primera línea para combatir esta infección respiratoria (la isoniazida y la rifampicina). Cuando el problema se agrava aún más, aparece la tuberculosis extremadamente resistente (XDR-TB).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que un tercio de la población mundial es portadora de alguna forma latente de la enfermedad en sus pulmones. En la mayoría de los casos, el sistema inmune mantiene bajo control al Mycobacterium tuberculosis (el bacilo de Koch). Como explica el doctor Rafael Blanquer, neumólogo del Hospital Doctor Peset de Valencia, en estas infecciones latentes no suele administrarse tratamiento; salvo que el individuo haya estado en contacto con algún caso confirmado. Estas personas suelen recibir uno o dos fármacos durante tres meses, "es lo que antes se llamaba quimioprofilaxis; que es especialmente importante en los niños que, por ejemplo, han estado en contacto con un familiar afectado".
1172
HACE 16 DíAS
En varias provincias las farmacias tienen problemas con el suministro de vacunas Covid-19 y antigripales
En plena vacunación, hay retraso en la entrega de las dosis tanto para combatir el coronavirus como las de la gripe. En Córdoba llegan menos dosis de la campaña contra el coronavirus, lo mismo que pasa en San Juan con las antigripales.
36
HACE 16 DíAS
En silencio, los casos de coronavirus crecieron por segunda semana consecutiva y generan preocupación
Los datos oficiales muestran que desde mediados de abril los contagios comenzaron a crecer, en especial en la zona del AMBA. Los especialistas alertan esta situación, y piden que se profundice la vacunación, en especial terceras y cuartas dosis.
41