Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Confirman una resolución que permite aplicar vacunas contra el coronavirus una vez vencidas
Aseguran que la ley de Compre Argentino podría subir el valor de los medicamentos que dispensa PAMI
0
HACE 7 AñOS

La Industria y el dirigismo en la oferta de medicamentos a algunas farmacias.

#Editorial

El caso de la lucha de los farmacéuticos tucumanos a partir de una charla con el propio Presidente del Colegio Provincial: Dr. Fernando Esper y de cada una de las provincias y localidades del país. Las ventajas de las Megafarmacias. El peligro de concentrar en pocas manos. El papel de los laboratorios en esta maniobra que esconde oscuras intenciones. ¿Quién le pone el cascabel al gato?. FOTO DE TAPA: Fernando Esper Pte. Colegio de Farmacéuticos de Tucuman y Ticket de descuento “adicional” exclusivo

D
esde 2003 a esta parte, el aumento en los jubilados que reciben descuentos por el PAMI (Obra Social de los Jubilados y Pensionados Argentinos), que en algunos casos alcanza el 100 por ciento del valor del medicamento, es considerable. La mejora en la cobertura es indiscutible, y responde al fortalecimiento de un sistema que sumó afiliados como nunca en su historia. Pero muchos de estos descuentos no son parte de esta buena noticia. En muchas provincias y localidades de toda La Argentina, acuerdos exclusivos y espurios entre las principales farmacéuticas y algunas cadenas de farmacias o Megafarmacias permiten ofrecer “descuentos extras” a los jubilados, que distorsionan el mercado de los fármacos y profundiza las asimetrías que perjudican a la gran mayoría de las farmacias independientes.

Este fenómeno no es nuevo, y cada día se denuncia mediante cartas con pruebas contundentes que llegan a los “gerentes” de la Industria de los medicamentos en todo el país. Los casos van desde descuentos extraordinarios de diferentes porcentajes llegando incluso hasta el 40 por ciento adicional al habitual, que son absorbidos por estas cadenas y la industria para que, en este caso, los jubilados, logren acceder de forma gratuita. Esto, que en principio parece un avance, esconde detrás una trampa mortal para los mostradores farmacéuticos independientes que queriendo dar el mismo beneficio a los abuelos; quedan afuera de esa posibilidad por este “privilegio” que ostentan algunas farmacias bendecidas por su SANTIDAD (algunos laboratorios por todos conocidos).

Es que los laboratorios dirigen estos beneficios a las farmacias que les interesan, por lo general grandes capitales concentradores, Megafarmacias, dejando al resto (una mayoría que en algunas provincias supera el 90 por ciento) fuera de combate, con el consiguiente perjuicio. Aclaramos al lector desprevenido que esto no sucede siempre, por la capacidad menor en la compra de unidades o sea por el volumen de compra. No, muchas veces y por el contrario, en muchas localidades de la provincia de Buenos Aires dejan fuera también, a los competidores más robustos (farmacias medianas o más grandes de nuestra red) que pelean con esas “Megafarmacias” por esas mismas ventajas que generan tramposamente y distorsionan los propios precios de referencia puestos por el sector industrial.

Los farmacéuticos estamos preocupados, ya que este “festival del descuento al que no todos podemos alcanzar” altera la salud del mercado. Ya es un problema que la industria elija cuáles farmacias usa para llegar a la gente. Para colmo, muchos médicos por unos generosos incentivos son inducidos a indicar de forma coloquial a los pacientes donde comprar sus medicamentos, atentos a estos descuentos excepcionales. Es un combo que afecta fuerte al sector desde hace bastante tiempo.

El dirigismo de los laboratorios, que incluso dejan que las grandes cadenas pongan en el tickets su nombre para justificar el descuento discrecional, no sólo es un problema económico. El resto de las farmacias, que se mantienen dentro de la ley, quedan expuestas ante la gente, que supone que los farmacéuticos que no generan el descuento “se quedan” con ese porcentaje, lo que potencia la tendencia de la gente de ir a las grandes farmacias cadeneras. Mejores descuentos al público de unos y mala fama de otros es el combo perfecto para dirigir la oferta en la dispensa de medicamentos.

Esta discriminación no tiene fronteras, y ocurre en todo el país. Por esto, algunos farmacéuticos como en el caso de Tucumán ya pensaron en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) para tratar de revertir la situación. Más directos, otros denunciaron la maniobra a la propia industria, y le reclamaron que corrija esta (mal intencionada) maniobra. Como sea, las respuestas tardan en llegar, y este flagelo afecta más farmacias. Por más carta a las firmas que se envíen, o denuncias mediáticas que se hagan.

Detrás de este dirigismo hay dos sospechas peligrosas. Por un lado, cómo hacen los laboratorios para que cierren sus cuentas. Cómo hacen las Megafarmacias para llevar a cabo ese escatológico descuento. Porque bonificando esos porcentajes, que pueden alcanzar el 40 por ciento, no hay forma de que las cuentas cierren equilibradas. Se sospecha, pero no nos consta, que detrás de esto habría dos maniobras: una facturación paralela y, lo que es peor, la incorporación “en negro” de medicamentos de dudosa procedencia. Esta maniobra podría abrirle la puerta nada menos que a los medicamentos vencidos, adulterados o fabricados de forma informal. Claro que esta maniobra no involucraría a toda la industria, pero por ahora los nombres no importan. Deberían ser los propios laboratorios los que combatan esta actitud de sus pares, que pone sobre todo el sector un manto de sospecha difícil de disipar.

Pero no sólo ese es un problema. La entrega masiva a domicilio, en pizzerías de barrio, o por motos que llegan a la puerta de cualquier vecino de productos como psicofármacos y antibióticos, en tiempo que se fomenta el uso racional de los medicamentos, es una contradicción, y una actividad peligrosa ya que sin control, esos productos pueden terminar en manos de quienes no necesitan tomar los remedios. Pero como llegan sin costo, la gente se los lleva.

El acuerdo con grandes Megafarmacias termina distorsionando un mercado como el argentino; dominado por la industria nacional del medicamento, industria que nos enorgullece por su calidad de producción, por su cantidad de puestos de trabajo que genera, por los mercados a los que se exporta con valor agregado nacional. Mercado que cada vez está más diversificado. Más influenciado por capitales de origen internacional que vienen a jugar fuerte a nuestro país. Y esta muy bien.

Muchos ven detrás de esta maniobra de “descuentos dirigidos para algunos vivos” el ingreso de jugadores con vicios recurrentes que son habituales de ver en países más industrializados, incluso en países vecinos. No sería de extrañar que ambas partes sean socios en una maniobra que les garantiza acaparar el mercado sin demasiada inversión. Además de la propaganda gratis que esto significa entre la gente. El caso chileno, con las grandes cadenas acordando precios y ofertas a diestra y siniestra, que parece lejano a la realidad de nuestro país, se hace más cercano si pensamos en el dirigismo que nos afecta.

La concentración de la oferta de medicamentos en Megafarmacias con descuentos diferenciales es un problema que cada vez afecta a las farmacias PYMES de la Argentina. En un país donde se hace gala de la intervención del Estado como eje del modelo de desarrollo, extraña que no haya una mirada o una acción que busque corregir esta distorsión. Porque el beneficio inmediato parece bueno, pero a la larga, traerá más perjuicio que otra cosa. Esta distorsión es generadora de monopolios. De jugadores que se convierten en depredadores del propio mercado. De Frankensteins que tarde o temprano se cargarán al propio creador. A mayor oferta de farmacias, menor el peligro de que sean las corporaciones o grupos económicos dominantes quienes digiten la salud de los argentinos. Vale la pena denunciarlo, tanto como es necesario corregirlo.

Farm. Néstor Caprov
716
HACE 16 DíAS
En varias provincias las farmacias tienen problemas con el suministro de vacunas Covid-19 y antigripales
En plena vacunación, hay retraso en la entrega de las dosis tanto para combatir el coronavirus como las de la gripe. En Córdoba llegan menos dosis de la campaña contra el coronavirus, lo mismo que pasa en San Juan con las antigripales.
36
HACE 16 DíAS
En silencio, los casos de coronavirus crecieron por segunda semana consecutiva y generan preocupación
Los datos oficiales muestran que desde mediados de abril los contagios comenzaron a crecer, en especial en la zona del AMBA. Los especialistas alertan esta situación, y piden que se profundice la vacunación, en especial terceras y cuartas dosis.
41