Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Nuevo uso para el cannabis medicinal: permite regenerar tejidos
Insisten en volver a medidas preventivas para frenar los casos de Covid-19
Archivo

El zorro en el gallinero: de qué hablamos cuando decimos Farmacity

#Editorial

BUENOS AIRES: La composición accionara de la cadenera confirma los intereses del Fondo Internacional Merrill Lynch en la cadenera. Así, la industria del lobby internacional pone los pies en Farmacity. Además, una nueva relación entre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la firma entorpece más la aplicación de la ley 26.567. Un matrimonio feliz para incumplir las normas.

E
n la fábula del zorro y el gallinero, el saber popular sintetizó la forma que muchas veces las víctimas le abren la puerta a sus victimarios. En este clásico, son las gallinas las que casi ingenuamente le abren la puerta al depredador para que cuide su mayor tesoro: los huevos. En tiempos donde la voracidad de algunos capitales ponen en jaque la estabilidad del sistema financiero -nacional e internacional -bien vale recordar esta historia. Sobre todo para quienes por acción u omisión todavía no toman conciencia de que el enemigo está más cerca de lo que pensamos. En la farmacia, para ser bien claros, el zorro es Farmacity, y el gallinero, la seguridad social.
Para entender de quién hablamos cuando nos referimos a este zorro llamado Farmacity, no estaría mal ver quién está detrás de esta cadenera, la principal amenaza de la farmacia independiente argentina. Entre quienes forman la red de accionistas, la presencia de Merrill Lynch, la banca internacional con negocios en todo el planeta, llama la atención. Según pudo saber MIRADA PROFESIONAL, este sector -acusado por el gobierno de formar parte de los fondos “buitres” que acosaron al país en los últimos años -tiene el 18 por ciento del paquete, entre acciones ordinarias tipo “A” y “B”.
Lo curioso es que esta banca internacional, con negocios en la industria farmacéutica multinacional, cerró su oficina en Argentina en marzo de 2010, en el marco de un plan de reestructuración (ver www.americaeconomia.com/negocios-industrias/merrill-lynch-cerrara-oficina-en-argentina). Por lo visto, la cadenera quedó como “nave insignia” de la banca, en tiempos donde la expansión en todo el país, al margen e la ley 26567 que limita la venta en góndolas de los medicamentos, no puede detenerse.
Pero la presencia de un accionista tan polémico como codicioso no es lo único turbio que se ve detrás del “zorro farmacéutico”, cuando se hurga meticulosamente detrás de su fachada aséptica. En estos momentos, la firma de Pegassus -y Merrill Lynch, entre otros varios accionistas -es una de las empresas más “mimadas” por el capital financiero. ¿Una prueba? Según fuentes de la City porteña, en la actualidad Farmacity tiene una capacidad de descubierto bancario de más de 72 millones de pesos. Si, leyó bien. 72 millones de pesos, una capacidad de endeudamiento que supera cualquier número que en el sector de farmacias se pueda hacer. Bancos muy habituales de plaza y una tarjeta de crédito internacional son con los se que forman parte de ese increible "fondeo".
Pero esto no es todo. Como todo buen depredador, Farmacity sabe camuflarse ante las víctimas. Desde hace un tiempo, en sus cajas además de pagar medicamentos y chocolates que se venden a granel, la gente puede retirar, como forma de préstamo personal, sumas menores (algo así como 150 pesos) con la sola exigencia de ser cliente del Banco Ciudad. Con una tarjeta de ese banco que maneja el Ingeniero ex Presidente de Boca Juniors. Así es, cuan financiera moderna, las filiales de la cadena entregan pequeños préstamos para quienes trabajan de alguna forma con el banco porteño.
La noticia, en un país normal, debería ser un verdadero escándalo. Que las farmacias, por más modelo anglosajón que se proponga, entregue dinero a clientes de un banco cruza cualquier límite. Trasparenta la verdadera función de Farmacity: hacer negocios. No conforme con violar las leyes sanitarias, la cadenera va contra la Ley de Entidades Financieras. Es que en su artículo 2°, esta normativa explicita que podrán cumplir funciones bancarias -como lo es entregar créditos en efectivo -“bancos comerciales; banco de inversión; bancos hipotecarios; compañías financieras; sociedades de ahorro y préstamo para la vivienda u otros inmuebles; y cajas de crédito”. De cadenas de farmacias, la ley no dice nada. Señores, ¿ Se ha llegado a tanto con esa nueva modita de incumplir las normas, que hasta se "cargan" a una Ley de Entidades Financieras?
El nuevo “joint venture” entre la cadena y la ciudad de Buenos Aires deja al descubierto la relación íntima que mantienen las partes, un consorcio de negocios que ya denunciamos en este espacio. Cuánto deberemos esperar para la aplicación de la ley 26567 de medicamentos sólo en farmacias y la prohibición de la venta de medicamentos en góndolas, si cada vez aparecen más datos sobre la estrecha relación del gobierno porteño y la cadenera.
Ya denunciamos la relación de Miguel Ángel De Godoy, secretario de Medios de la ciudad de Buenos Aires, con la Cámara Argentina de Medicamentos de Venta Libre (CAPEMVeL), a través de su consultora MDG Comunicación e Imagen. Además de la oscura cámara, figuran entre los clientes del funcionario porteño Farmacity y todas las empresas del grupo Pegasus (ver editorial “El ‘mundo feliz’ de Farmacity y sus socios”). Ahora, la relación con el banco Ciudad cierra el círculo de sospechas.
Las nuevas pruebas hacen menos probable que en algún momento el gobierno de Mauricio Macri enfrente a los grandes capitales que representa Farmacity, si son prácticamente socios. Qué otra salvedad recibirá la cadenera, en este juego de concesiones, que ya no haya recibido. Qué otro proyecto como el de Helio Rebot (que busca autorizar la venta de fármacos en kioscos, violando una ley nacional aprobada por unanimidad en el Congreso) se presentará en la legislatura, para allanarle el camino a más concentración en un mercado atomizado a más no poder. Qué quedará de la estimable farmacia profesional,de barrio, en una ciudad abierta a los negocios privados en cualquier de sus ámbitos.
Con estos antecedentes, es cada vez menos entendible que algunos piensen entregar la seguridad social a esta cadenera. El intento que en la provincia del Chaco realizó el Instituto Seguridad Social, Seguros y Préstamos (InSSSeP) fue uno de los primeros, pero no el único. Las autoridades deberán saber que ingresar a Farmacity al manejo de la seguridad social es abrirle la puerta del gallinero a Merrill Lynch, a las financieras del Ciudad, los capitales especulativos, etc.
Menos conocida, hay otra fábula del zorro y las gallinas. Cansadas de que les roben los huevos, las aves hicieron un pacto con el zorro: que se lleve todo, menos los que estaban empollando. Así, cada mañana el granjero descubría que había más gallinas pero no huevos. Sospechando, espero una noche al lado del gallinero, hasta que vio llegar al zorro, que muy suelto de cuerpo se llevaba su parte del pacto. Fue su última visita. Así, las víctimas con más ingenio que fuerza se libraron de su acechador, que se convirtió en una bella alfombra del granjero. Otro final, más feliz, para quienes venimos cuidando el gallinero desde hace años del acecho de los tantos zorros que hoy dan vuelta alrededor de las farmacias.
Farm. Néstor Caprov
6
Hace 4 días
Nuevo uso para el cannabis medicinal: permite regenerar tejidos
Científicos argentinos desarrollaron una biotinta que se usa en impresiones 3D que puede ser utilizada en la regeneración de tejidos o restauración de órganos dañado, una novedad a nivel mundial.
20
Hace 7 días
Insisten en volver a medidas preventivas para frenar los casos de Covid-19
Especialistas y funcionarios aseguran que usar barbijo en lugares cerrados, ventilar los ambientes y otras cuestiones encillas sirven para detener la suba de contagios. Además, piden seguir vacunando. El Ministerio de Salud descartó restricciones.
3
Hace 10 días
Se termina la gestión de Isabel Reinoso frente a la COFA, marcada por la lucha contra Farmacity
esta semana deja la presidencia de la Confederación Farmacéutica Argentina, donde se dio la titánica lucha contra la instalación ilegal de la cadenera en suelo bonaerense. Se estrenará un documental que recoge esta lucha, una verdadera batalla entre “David versus Goliat”.
8