Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Confirman una resolución que permite aplicar vacunas contra el coronavirus una vez vencidas
Aseguran que la ley de Compre Argentino podría subir el valor de los medicamentos que dispensa PAMI
0
HACE 158 DíAS

La vacuna argentina contra el coronavirus se podrá adaptar para proteger contra la variante Ómicron

#VariantesCoronavirus

BUENOS AIRES, diciembre 13: Lo afirman los científicos que están detrás de su desarrollo. Es por sus características, que permiten adaptar su estructura a las mutaciones futuras, incluyendo la nacida en Sudáfrica. Además, se dieron detalles de su desarrollo.

E
l año que viene, el país podría tener una vacuna propia contra el coronavirus. ARVAC Cecilia Grierson es el nombre de la iniciativa, que se espera pueda producirse de manera industrial antes que termine el 2022. El proyecto entró en la última etapa del ensayo pre-clínico, y está entre los 128 que entraron en esta fase de todo el mundo y que comparten el objetivo de inmunizar a la población contra el virus SARS-Cov-2. Por sus características, afirman los científicos detrás de la iniciativa, podrá por sus características adaptarse a las variantes que surjan del coronavirus, entre ellas la temida Ómicron. La vacuna ARVAC pertenece a las llamadas vacunas de segunda generación porque aparecen en una etapa de la pandemia donde la mayoría de las personas han recibido una o dos dosis. Esta vacuna tiene claramente ventajas comparativas para seguir dando batalla al perenne virus SARS-CoV-2: no necesita ultrafrío para ser almacenada, y por lo tanto su aplicación y traslado a zonas y poblaciones remotas, entre otros usos, es más fácil y accesible. Está ponderada como una muy buena vacuna de refuerzo o tercera dosis y estará disponible a mediados de 2022 ya que el Laboratorio Cassará prevé una producción industrial a gran escala. Como también ocurre con la producción sintética de las vacunas de ARN mensajero - Pfizer Biontech o Moderna- se podrá actualizar ante nuevas variantes durante su proceso de producción, para evitar que reduzca su eficacia.

“El hecho de no salir con la cepa ancestral del SARS-COV-2 sino con una cambiada (la gamma), mostrará que si nos da buenos resultados es posible hacer que la respuesta inmune aumente: la vacuna sería refuerzo 6 meses después del esquema completo, se podrá cambiar la variante y reconocer las nuevas. Sobre todo si aparece alguna variante muy peligrosa que escape a la respuesta inmunológica de las vacunas actuales”, precisó el biólogo Juan Manuel Rodríguez, uno de los científicos detrás del proyecto. “Producir las dosis localmente dará ventajas a futuro en lo que se refiere a logística, costo y acceso”, agregó Rodríguez, en una nota con el portal Infobae. Por su parte, Juliana Casattaro, bióloga UBA y una de las mentes de este desarrollo y líder del equipo de investigación de la vacuna argentina, recordó que “la pregunta que cobraba cada vez más fuerza en nuestro equipo de trabajo mientras hacíamos la investigación básica de esta vacuna contra el Covid-19 estaba basada en nuestra propia experiencia, y era sobre algo que aprendimos durante la pandemia: saber qué capacidad productiva tenía la Argentina para poder hacer una vacuna a escala industrial. A nosotros no nos importaba tanto la innovación, sino algo que sirva para el mayor número de personas. La plataforma que usamos se puede adaptar a las variantes del virus que predominan en el país. Y ya la usamos con la vacuna de la hepatitis B desde 1997 y ha sido exitosa por su seguridad y eficacia”. Una de las grandes preguntas que flotan hoy es si las nuevas variantes podrán sortear la inmunidad que generan las vacunas. Todo hace pensar que la eficacia de esta vacuna podría estar a la par de las ARNm, como son Pfizer y Moderna. Al decir de los expertos investigadores Cassataro y Rodríguez a Infobae, una vacuna como la ARVAC usada como tercera dosis está en línea con el hecho de impulsar sobre todo ante las nuevas variantes, sistemas de vacunación heterólogos - combinación de vacunas de distintas plataformas y marcas- como una estrategia eficaz.

La vacuna ARVAC Cecilia Grierson Tiene sobradas ventajas comparativas y el partner industrial (Laboratorio Cassará) está listo para producir 200 millones de antígenos de la vacuna para abastecer al mercado nacional, regional y global. La plataforma y el antígeno de la vacuna ARVAC Cecilia Grierson es de proteínas recombinantes - similar a la vacuna de HPV contra el cancer de cuello de útero o a la de Hepatitis B, ambas disponibles en la Argentina. La vacuna ARVAC Cecilia Grierson será inyectable por vía intramuscular, y se aplicará una dosis en el caso de usarse como refuerzo en personas con el esquema completo de vacunación contra Covid-19 - seguramente será su primer uso masivo-; o dos dosis en el caso de que la persona no haya sido vacunada o haya recibido una sola dosis. Saldrá con un antígeno representativo de la variante gamma del virus; y no con la ancestral del SARS COV-2. Justamente allí radica uno de sus mayores atributos que ofrece esta vacuna de proteínas recombinantes que permite actualizar la fórmula original contra las nuevas variantes. Además llegará en un tiempo en el que los papers científicos señalan que los refuerzos con un criterio de vacunación heteróloga (vacunas de distintas plataformas) es muy eficiente.
10
HACE 16 DíAS
En varias provincias las farmacias tienen problemas con el suministro de vacunas Covid-19 y antigripales
En plena vacunación, hay retraso en la entrega de las dosis tanto para combatir el coronavirus como las de la gripe. En Córdoba llegan menos dosis de la campaña contra el coronavirus, lo mismo que pasa en San Juan con las antigripales.
37
HACE 16 DíAS
En silencio, los casos de coronavirus crecieron por segunda semana consecutiva y generan preocupación
Los datos oficiales muestran que desde mediados de abril los contagios comenzaron a crecer, en especial en la zona del AMBA. Los especialistas alertan esta situación, y piden que se profundice la vacunación, en especial terceras y cuartas dosis.
41