Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Se reglamentó la ley que controla la dispensa de antibióticos para frenar la resistencia microbiana
Más Farma, la nueva cadena de farmacias que se lanza a competir en el país
TENDENCIA Hace 1 año

Estudio argentino descubre mecanismo por el cual los antidepresivos actúan a nivel molecular

#CienciaArgentina

BUENOS AIRES, marzo 15: Investigadores del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA) publicaron un paper donde describen como estos medicamentos actúa de forma indirecta en algunas hormonas humanos, abriendo la puerta a mejorar su funcionamiento, más personalizados.

D
urante la pandemia, todos los indicadores mostraron que en el país y el mundo aumentó el consumo de antidepresivos y psicofármacos, una tendencia que se mantiene alta este año. Estos tratamientos vienen creciendo de la mano de la suba de los cuadros de ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental, muy comunes en nuestros días. Uno de los problemas que tienen los fármacos es que suelen tener varios efectos secundarios. Un estudio argentino, recientemente publicado, encontró cómo los antidepresivos más comunes actúan en el cuerpo, en especial en las hormonas. A partir de esto, se pueden mejorar su funcionamiento, y personalizar los tratamientos. El trabajo, de científicos del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires (IBioBA) y el CONICET, descubrió el mecanismo biológico por el cual un tipo de antidepresivos “actúa indirectamente sobre la principal hormona que regula la respuesta al estrés”, por ejemplo. “Lo que descubrimos es un mecanismo alternativo de acción de drogas antidepresivas al mecanismo clásico; esto podría llevar a futuro al diseño de fármacos que tengan menos efectos colaterales”, explicó la bioquímica e investigadora de Conicet Ana Liberman, última autora del trabajo publicado en la revista Molecular Psychiatry del grupo Nature.
Hasta ahora, el mecanismo clásico que está descripto es que las drogas antidepresivas aumentan la concentración de neurotransmisores en la sinapsis (comunicación entre las neuronas que son las células que conforman el sistema nervioso). “Sin embargo hay un montón de grupos que postulan que hay otros mecanismos que contribuyen a la actividad de estos fármacos, por ejemplo, en algunos pacientes la actividad de la hormona glucocorticoides -la principal hormona que regula la respuesta al estrés- está disminuida; entonces nosotros apuntamos a ver qué pasa con esa hormona cuando se toman cierto tipo de antidepresivos”, describió. Y añadió: “Lo que observamos es que algunos antidepresivos restauran la actividad de los glucocorticoides porque inhiben la actividad de una proteína (FKBP51) que, a la vez, es un importante inhibidor del receptor de la hormona, el GR, es decir, que al inhibir al inhibidor del receptor de la hormona (indispensable para que pueda funcionar), ésta recupera sus valores”. Los niveles elevados de FKBP51 ya habían sido asociado en estudios previos a trastornos relacionados con el estrés.
* Lo que descubrimos es un mecanismo alternativo de acción de drogas antidepresivas al mecanismo clásico; esto podría llevar a futuro al diseño de fármacos que tengan menos efectos colaterales
A partir de este conocimiento y de investigaciones previas que habían realizado sobre cómo la unión de una pequeña molécula llamada SUMO permitía a la proteína FKBP51 unirse al receptor de la hormona glucocorticoides provocando su inhibición, los investigadores se plantearon como hipótesis que los antidepresivos podrían tener un efecto sobre la unión de SUMO a esta proteína. “Hicimos varias pruebas con drogas de la familia de los tricíclicos y corroboramos que tienen un efecto inhibitorio sobre esa proteína a partir de un mecanismo molecular muy específico. El fármaco evita la unión de SUMO a la proteína FKBP51 y esto provoca que la proteína no pueda adherirse al receptor de la hormona y entonces no la inhibe”, explicó. Este descubrimiento “podría generar a futuro el diseño de fármacos que eviten la unión de SUMO a FKBP51 y no sobre toda la proteína FKBP51, cuya inhibición completa podría alterar su función fisiológica completa modificando su rol en todo el organismo y posiblemente provocando efectos colaterales”. Para poder “screenear” o evaluar los efectos de los antidepresivos, el grupo argentino contó con la colaboración de investigadores del Instituto Max Planck de Psiquiatría de Munich. El grupo de investigación liderado por Liberman y de Eduardo Arzt (quien fue clave en la articulación con el Max Planck), viene trabajando hace muchos años en enfermedades vinculadas al estrés, particularmente en el campo de las enfermedades psiquiátricas e inmunes. “El estrés dispara un montón de patologías, no sólo trastornos psiquiátricos de diferente gravedad, sino también está asociado a una mayor incidencia de cáncer, enfermedades autoinmunes, inflamatorias, neurodegenerativas, etc.”, señaló Liberman.
6
Hace 48 días
Nueva condena a cadena de farmacias en Estados Unidos por manejo de opioides
La justicia de ese país encontró culpables a las cadeneras CVS, Walgreens y Walmart por la forma en que dispensaron estos medicamentos, que están generando una grave crisis de adicciones en los últimos años.
7
Hace 48 días
Nueva suba de casos de viruela de mono en el país: expertos afirman que ya hay contagios autóctonos
Los datos muestran que en lo que va de agosto se triplicaron los contagios, lo que marca que hay cierta circulación local del virus que causa el mal. Cómo se desarrollará el brote en los próximos días.
9
Hace 49 días
Un medicamento contra el Covid-19, en la mira por ensayos “poco claros”
Se trata del Molnupiravir, de laboratorios Merck, que según un reciente informe publicado en una revista internacional tiene datos irregulares que no permiten conocer su verdadera efectividad.
18