Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Cuarta ola de Covid-19: nueva suba de casos, suba en la demanda de autotest y vacunas que se vencen
La inmunidad de la vacuna de Pfizer se “desvanece rápidamente” ante Ómicron
TENDENCIA HACE 63 DíAS

Según datos oficiales, en el primer año de pandemia las muertes en el país aumentaron un 10%

#SaludenPandemia

BUENOS AIRES, marzo 25: El Ministerio de Salud nacional presentó un reporte donde se analiza el impacto del Covid-19 en la mortalidad del país, y recalcó que el exceso de mortalidad era esperable y que fue “bastante menor” al de otros países.

E
n el marco de un encuentro con integrantes de la Red Argentina de Periodismo Científico (RAdPC), funcionarios del Ministerio de Salud nacional presentaron datos del efecto de la pandemia en la mortalidad, que según los datos oficiales crecieron un 10 por ciento. Los efectos del aislamiento en enfermedades crónicas fue una de las cuestiones más difundidas al inicio de la crisis del coronavirus, y ahora se conocen los datos que marcan el impacto del Covid-19 en la salud argentina. La tasa de mortalidad fue superior entre los varones y el rango etario que mayor variabilidad demostró fue el de 50 a 54 años, según se destacó el reporte, que adelantó que se sigue trabajando en los datos del 2021, donde tendrá un fuerte impacto la vacunación. Como consecuencia, en promedio el coronavirus no fue la principal causa de muerte ese año, pero impacto en la salud general de la población. “Todo lo que está por encima de lo esperado es exceso de mortalidad, que podría ser adjudicable a la pandemia, y en 2020 fue de 8,9 por ciento, en relación a los cinco años anteriores”, afirmó Analia Rearte, directora Nacional de Epidemiología e Información Estratégica del Ministerio de Salud de la Nación.
Según el reporte de la cartera sanitaria, durante el año 2020, en la Argentina el Covid-19 fue la segunda causa de muerte en personas de 18 a 59 años (la principal fue por tumores malignos) y la tercera en mayores de 60 años, por debajo de enfermedades del corazón y tumores malignos. Ese primer año de pandemia se registraron 376.279 defunciones en la Argentina, con una tasa de mortalidad de 8,3 por mil habitantes, un 10 por ciento superior con relación a la registrada en 2019. Rearte advirtió que el exceso de mortalidad era esperable y que fue “bastante menor” al de otros países, debido en gran parte a las medidas sanitarias que se tomaron cuando todavía no había vacunas contra el SARS-Cov-2, así como al “tiempo ganado” en los primeros meses de la pandemia, que permitieron ampliar el sistema de salud para poder responder a la urgencia sanitaria de entonces, según una nota de la agencia RSS, de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM). La tasa de mortalidad de los varones fue superior a la de las mujeres, de 11,2 por ciento frente a un 5,5 por ciento, respectivamente. En cuanto a las edades, el rango etario que mostró más variación fue el de los 50 a 54 años. “Si bien más el 83 por ciento de fallecidos por coronavirus fueron las personas mayores de 60, sabemos que este es un grupo poblacional que siempre se muere más por otras condiciones; por eso, si bien fue el grupo más afectado en la pandemia comparado con el año 2019, el exceso de mortalidad no fue tanto como en el grupo de 50 años”, puntualizó Rearte y detalló que los menores de 40 años tuvieron menor mortalidad en 2020 que en 2019 y los mayores de 40, más.
* Todo lo que está por encima de lo esperado es exceso de mortalidad, que podría ser adjudicable a la pandemia, y en 2020 fue de 8,9 por ciento
En cuanto a las causas de fallecimiento (sin considerar a la Covid-19), excepto las enfermedades del corazón y la diabetes mellitus, todas fueron menores a las de años anteriores. Las muertes por lesiones o envenenamientos ocasionados por causas externas registraron un descenso cercano al 15%, mientras que las defunciones debidas a accidentes fueron las que mayor disminución tuvieron, seguidas de las provocadas por lesiones autoinfligidas. Asimismo, disminuyeron las tasas de mortalidad para la enfermedad por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), tuberculosis, Chagas, enfermedades infecciosas intestinales y enfermedades parasitarias. En situaciones normales, el registro de defunciones se realiza a través del monitorero de estadísticas vitales, pero eso cambió con el advenimiento de la pandemia. Entonces, no solo en la Argentina, sino en todos los países del mundo, la mortalidad pasó a reportarse también a través del denominado Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS). En paralelo, también comenzaron a hacerse estudios de exceso de mortalidad, que incluyen aquellas producidas por la Covid-19 en sí misma, pero también por otras causas vinculadas, como podría ser el desborde del sistema sanitario. Para ello, la información se fue recolectando a través de datos preliminares aportados por los registros civiles y oficinas de estadísticas de las 24 provincias del país. “Uno de los principales problemas de la pandemia fue el registro de mortalidad, que se hizo a través de sistemas de vigilancia epidemiológica que no son registros de defunción, lo que llevó a un subregistro”, advirtió Rearte, pero destacó la robustez de los datos y la calidad del trabajo realizado, que sirvió también para medir la efectividad de políticas públicas.
3
HACE 8 DíAS
Farmacéuticos sin Fronteras Argentina donó en 2021 más de 160 mil medicamentos
Según el reporte anual de la entidad, el año pasado se lograron distribuir esta cantidad de tratamientos, el 70 por ciento de ellos para enfermedades crónicas, que fueron entregados en sus proyectos activos.
4
HACE 11 DíAS
Confirman una resolución que permite aplicar vacunas contra el coronavirus una vez vencidas
El Ministerio de Salud y la ANMAT permitieron en abril que lotes de la vacuna de Pfizer y AstraZeneca que ya habían expirado sean usadas. Las provincias las aplican, y explican los alcances de la decisión administrativa.
31
HACE 15 DíAS
Aseguran que la ley de Compre Argentino podría subir el valor de los medicamentos que dispensa PAMI
En el debate que se lleva adelante en el Congreso algunos legisladores advirtieron que la propuesta puede encarecer los tratamientos que hoy entrega la obra social, que genera una mejora de 5 mil pesos mensuales a los afiliados.
239