Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
La unidad entre las distintas farmacias, claves para un mejor futuro
Jornadas de FEFARA: “los farmacéuticos son indispensables para el sistema sanitario”
TENDENCIA Hace 43 días

Sigue la alarma por el aumento de casos de la Fiebre Hemorrágica Argentina

#EnfermedadesVirales

BUENOSM AIRES, junio 27: Luego de la alerta de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), especialistas afirman que es necesario vacunarse en las zonas endémicas, para frenar el aumento de contagios de este mal, potencialmente pandémico.

L
a semana pasada, la preocupación expresada por la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) por el aumento de casos de Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA) fue el señalamiento de una situación que está llamada a ser atendida por el conjunto de la sociedad, considerando que, la prevención y control de esta enfermedad endémica compromete la participación activa de diferentes actores, entre ellos los responsables del Programa Nacional de Prevención y Control de la FHA, la comunidad médica y la población general. La Fiebre Hemorrágica Argentina es una enfermedad viral aguda y potencialmente grave para la cual existen una vacuna preventiva y un tratamiento específico. Sin embargo, por diversas razones, hay un alto porcentaje de la población del área endémica que aún no ha recibido Candid I; y no todos los pacientes con sospecha de "Mal de los Rastrojos" acceden al tratamiento con plasma inmune de manera oportuna, algo que condiciona severamente la evolución de los cuadros, que en algunos casos desencadenan en muertes evitables. Frente a esta realidad, que como tantas otras ha quedado solapada por la emergencia sanitaria por Covid-19, se hace necesario volver sobre el camino largamente recorrido en la lucha contra esta patología y rescatar los invalorables avances que la ciencia ha logrado para controlarla. Para ello es necesario revisar estrategias que en algún momento resultaron efectivas y quizás hoy deban reformularse para que el mensaje llegue a la comunidad y se eviten nuevos casos. En este sentido, resulta clave el papel del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas "Doctor Julio Maiztegui" que es el que coordina el Programa Nacional de Prevención y Control de la FHA, y el que debe sugerir recomendaciones y llevar adelante acciones orientadas a que la FHA esté presente en la agenda sanitaria. Si bien es cierto que la responsabilidad de la inmunización y del abordaje de los pacientes recae sobre las autoridades y actores sanitarios de las provincias del área endémica, no menos real es que el Programa Nacional de Prevención y Control es el instrumento rector y la hoja de ruta sustantiva para transitar en escenarios tan cambiantes como los que propone esta enfermedad que sigue presente.
Resulta vital desterrar del imaginario social la idea que asocia esta enfermedad con el campo y el trabajo rural, y dejar a un lado la falsa representación de que se trata de algo del pasado. Es necesario instalar socialmente la certeza de que la Fiebre Hemorrágica Argentina es una cuestión del presente que encuentra en el pasado y en el trabajo desarrollado por la ciencia las principales herramientas para ser contralada. Pero se requiere de intervenciones activas y de nuevos planteos orientados a comprender la complejidad de esta enfermedad en sus escenarios actuales. Instaurar una percepción real de riesgo no significa de ningún modo generar temor sino, por el contrario, mantener las alertas que son las que permiten sospechar tempranamente y tomar a tiempo medidas para evitar brotes epidémicos que vuelvan a traer al presente epidemias que habían quedado atrás. Socialmente, quizás la primera tarea sea recordar de qué hablamos cuando hablamos de Fiebre Hemorrágica Argentina. Conocida históricamente como "Mal de los Rastrojos", se trata de una enfermedad viral aguda grave, producida por el virus Junín (Familia Arenaviridae) que se transmite entre roedores. El reservorio principal es el Calomys musculinus, llamado "ratón maicero", un animal común en ámbitos rurales, domésticos y en hábitat lineales (caminos, sembradíos o líneas férreas). El ser humano es un huésped accidental a partir del contacto directo con secreciones y excretas de roedores que se aerosolizan e ingresan por vía respiratoria o por heridas de la piel. Es una enfermedad endemo-epidémica en Argentina y abarca una extensa zona geográfica dedicada a la actividad agrícola que incluye el sur de Santa Fe, sur de Córdoba, norte, centro y sudeste de Buenos Aires y noreste de La Pampa, y se estima que la población en riesgo alcanza los cinco millones de personas. La enfermedad se presenta como un síndrome febril agudo inespecífico sin compromiso de las vías aéreas y el periodo de incubación es de una a dos semanas.
* Es una enfermedad endemo-epidémica en Argentina y abarca una extensa zona geográfica dedicada a la actividad agrícola que incluye el sur de Santa Fe, sur de Córdoba, norte, centro y sudeste de Buenos Aires y noreste de La Pampa
Entre los síntomas pueden aparecer fiebre (38,5-39°C), cefalea, dolor retro-ocular, malestar general, cansancio, erupción en la piel (enrojecimiento del tronco superior), sarpullido en membranas mucosas, hemorragia en la encías y dolores articulares. Luego del octavo día puede desarrollar alteraciones hemorragíparas, renales y neurológicas graves y sin tratamiento la mortalidad alcanza el 30 por ciento. Entender que para contraer el virus no hace falta estar en el campo; saber que la vacuna está disponible y que en el caso de enfermar existe un tratamiento probadamente efectivo si se aplica de manera temprana; y entender que es necesario acudir al médico ante la aparición de síntomas sin subestimarlos, son, en el contexto actual, conceptos vitales que cada uno debe instalar en la conciencia individual. En el plano sanitario, en tanto, mantener activa la vigilancia y reforzarla, profundizar los estudios sobre la enfermedad y sospechar de ella ante la aparición de cualquier síndrome febril inespecífico para realizar con celeridad el diagnóstico diferencial, resultan acciones vitales para propiciar cuidados colectivos frente a un mal que en esta región ha dado sobrados testimonios de su virulencia. La vacuna Candid I, producida por el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas "Doctor Julio Maiztegui", es el instrumento de prevención más efectivo contra la Fiebre Hemorrágica Argentina. Desde el año 2007 está incluida en el calendario nacional de inmunizaciones para mayores de 15 años; se aplica de manera gratuita en los vacunatorios oficiales del área endémica; y una única dosis otorga protección durante toda la vida. Quizás como ningún otro de tanta importancia para esta región, su desarrollo ha sido la resultante de un arduo y sostenido trabajo científico que debió dar duras batallas y sortear no pocos obstáculos. Tras varios años de haberse interrumpido su producción, por razones presupuestarias, en 2021 su elaboración se reestableció. Entre los objetivos trazados por las actuales autoridades sanitarias nacionales aparece el compromiso de "seguir reuniendo evidencias para su incorporación al calendario de vacunación pediátrica"; avanzar en "estudios de coadmnistración con otras vacunas"; y "trabajar con la Anmat en la termoestabilidad para simplificar la gestión e implementación de la vacunación".
6
Hace 8 días
Ante el aumento de la inseguridad, farmacias de la capital bonaerense piden medidas urgentes
Farmacéuticos reclamaron a las autoridades un plan de seguridad que frene la ola de robos que sufren los mostradores. El pedido se intensificó luego de un violento robo a una farmacia de Tolosa.
2
Hace 8 días
Por la crisis económica las empresas de medicina prepaga perderán un 5% de afiliados en 2022
Es la proyección de las propias prepagas, que anticipan que este año tendrán por primera vez una retracción en el número de afiliados. Para frenar esto, preparan planes más baratos con menos prestaciones.
3
Hace 11 días
Empleados de farmacias piden reabrir paritarias para subir salarios
Desde la Federación Argentina de Trabajadores de Farmacia alertaron sobre el retraso de los ingresos, y no descartan tomar medidas de fuerza si no hay respuesta a sus necesidades.
43