Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov
Se reglamentó la ley que controla la dispensa de antibióticos para frenar la resistencia microbiana
Más Farma, la nueva cadena de farmacias que se lanza a competir en el país
Hace 58 días

Argentinos participan de un avance que abre la puerta a nuevos tratamientos contra el dengue y el zika

#Investigaciones

BUENOS AIRES, agosto 8: dos investigadores del país fueron parte de un estudio que descubrió formas internas de los flavivirus, responsables de estos males, que permitiría crear nuevos antivirales y hasta vacunas.

U
n trabajo realizado por investigadores del Centro de Virología de la Universidad Médica de Viena y el Instituto Pasteur de París, del que participaron dos científicos argentinos, le abre la puerta a la creación de nuevos tratamientos contra dos enfermedades bastante desarrolladas en el país, como son el dengue y el virus zika, trasmitidas por un mosquito trasmisor. Se trata del descubrimiento respecto a los flavivirus, que son los responsables de estas enfermedades y otras, que podría mejorar la tecnología para crear nuevos medicamentos y hasta vacunas. “Hace 27 años se hizo el primer descubrimiento de cómo son las envolturas de estos flavivirus, pero aquello que se conocía como una pared chata tenía como una puertita de regulación que permitía su actividad. Vislumbramos algo que estaba oculto y que tiene un alcance a futuro que es generar nuevas tecnologías de desarrollo de antivirales. Hoy el dengue y el zika, por ejemplo, no tienen una vacuna efectiva y tampoco buenos antivirales. Pero comprender cómo es su funcionamiento es la base para generar nuevos desarrollos tecnológicos”, explicó al portal Infobae Mariano Dellarole, del Centro de Investigaciones en Bionanociencias y el CONICET. En este hallazgo, el investigador trabajó junto a uno de los argentinos más respetados y reconocidos en el mundo en este campo, Félix Rey. “El trabajo forma parte de mi postdoctorado, que lo realicé en el laboratorio Virología Estructural del Instituto Pasteur bajo su dirección. Él fue quien descubrió la primera estructura de las proteínas de envoltura (E) de los flavivirus y en la actualidad es miembro estable de la academia de Ciencias de Francia”, relató. El descubrimiento fue publicado en Nature Communications.
La forma que tienen estos virus se puede asemejar a una pelota. Cada uno de ellos cuentan con 90 dímeros de E (180 protómeros o monómeros), que son básicamente proteínas. Cada 3 dímeros de E se forman un zócalo y 30 zócalos empaquetan la totalidad de la superficie, conformando un patrón de tipo espina de pez. “Estos virus cuentan con envolturas de 50 nanómetros de diámetro, con partículas recubiertas por 90 dímeros de esta proteína E, que es la proteína de envoltura y la proteína de fusión. Uno puede pensar a un dímero de E como una puerta de vaivén de estas que se ven en las películas de vaqueros, las cuáles cuando cambia el pH se abren, reacomodan, juntan y hacen la fusión con las membranas”, señaló el experto. En ese tono, explicó: “Nosotros descubrimos la foto de cómo hace virus para mantener cerrada esa puerta de vaivén, que es un mecanismo intrínseco de estos dímeros, que se abre o cierra según cambios en el entorno del pH”. “Esta tapa controla tanto la entrada o infección viral (el proceso de fusión de membranas), como la salida de los nuevos flavivirus replicados en la célula infectada (maduración viral). Además, descubrimos cómo una proteína anexa, llamada PR, evita que los nuevos flavivirus se fusionen a la célula que los produce. Es decir, antes de salir. Es un nuevo paradigma y puede dar lugar a repensar algunas estrategias antivirales”, resaltó Dellarole. “La fiebre amarilla es súper letal y muy peligrosa, y es la única de todos los flavivirus que poseen una vacuna activa, pero no todo el mundo todo completamente vacunado y protegido. Y los brotes que se siguen dando en la región. Por ejemplo, fue esta enfermedad la que redujo un 8 por ciento a la población de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el año 1871 y hubo un montón de epidemias en esa época en toda América. Otro flavivirus conocido es el Zika, que tuvo brotes emergentes en el año 2015 y provocó con cuadros de microcefalia y abortos en las mujeres embarazadas”, relató el experto.
* . Es un nuevo paradigma y puede dar lugar a repensar algunas estrategias antivirales
Antes que el nombre del virus, se conocen las enfermedades. Es que los flavivirus son los responsables del dengue, el zika, la fiebre amarilla o la encefalitis transmitida por garrapatas, por nombrar algunas. Pese a que se conocen desde hace muchos años y generan brotes que alertan a las autoridades sanitarias nacionales y los organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud o la Organización Panamericana de la Salud, aún no existen terapéuticas o vacunas efectivas para la mayoría de ellas. La única de éstas que cuenta con una inmunización, que tiene bajas tasas de cobertura en la población general (y que se centra solo en aquellos que viven en áreas donde se registran brotes de forma más frecuente) es la fiebre amarilla. “Hay distintos flavivirus, algunos pueden infectar vía garrapatas y otros vía mosquitos, que no solo son Aedes sino también Culex (Culicidae). Pero no son los únicos, porque hay un montón de variantes sobre el vector que los transmite, el tipo de población sensible, la sintomatología y las causas”, señaló Dellarole. En ese sentido, el experto destacó la importancia que tenía conocer cuál es el comportamiento de este virus para “adaptarse a un ser específico o un vector, porque así como los flavivirus infectan al hombre, hay otros que infectan a animales, y generan otro tipo de problemas, y otros que sólo se quedan reproduciéndose dentro de los mosquitos. Entonces necesitábamos comprender cómo se adapta el virus para vivir en un organismo u otro, y pasar de un lado al otro”.“Conocer el mecanismo molecular que regula la infección permite, por supuesto, el desarrollo de nuevos antivirales y una nueva comprensión de cómo funcionan estos virus y cómo hacen para infectar a través de los vectores, como son los mosquitos. Conocer el mapa atómico de una región que cambia su estructura según el entorno y que es clave para la funcionalidad de la infectividad de estos virus es una herramienta clave para el diseño de nuevos antivirales, estrategias de monoclonales dirigidos o cualquier forma de atacar y combatir este flagelo”, aseguró Dellarole.
4
Hace 47 días
Nueva condena a cadena de farmacias en Estados Unidos por manejo de opioides
La justicia de ese país encontró culpables a las cadeneras CVS, Walgreens y Walmart por la forma en que dispensaron estos medicamentos, que están generando una grave crisis de adicciones en los últimos años.
7
Hace 48 días
Nueva suba de casos de viruela de mono en el país: expertos afirman que ya hay contagios autóctonos
Los datos muestran que en lo que va de agosto se triplicaron los contagios, lo que marca que hay cierta circulación local del virus que causa el mal. Cómo se desarrollará el brote en los próximos días.
9
Hace 48 días
Un medicamento contra el Covid-19, en la mira por ensayos “poco claros”
Se trata del Molnupiravir, de laboratorios Merck, que según un reciente informe publicado en una revista internacional tiene datos irregulares que no permiten conocer su verdadera efectividad.
18